Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2013

Chanchullo, conchabeo, corrupción, cohecho, clasismo : Pobre España

Desde que los políticos y cargos públicos (sobretodo de la derecha) se creen que son como ejecutivos de empresas que han estudiado masters de economía neoliberal en la ESADE, han empezado a aplicar sin compasión y de forma despiadada recetas económicas que nos han sumido en el desastre y en el retroceso de la libertad, la igualdad y la democracia. Hasta que tengamos claro que nosotros nunca fuimos ni seremos sus jefes, no nos decidiremos a actuar de verdad. Si ni siquiera nos tratan como clientes, imagínate si alguna vez pudieron llegar a tratarnos como ciudadanos. Sirven a los lobbies y a las empresas que les pagan. Me contaron una vez que a un empresario vasco residente en Madrid, el PP fue a su casa a ofrecerle entrar en las listas electorales, sólo porque tenía dinero, prestigio y negocios solventes. Este empresario tuvo el buen juicio de no meterse en política. El caso Bárcenas demuestra lo entrelazado que está el mundo de la empresa con la financiación y la corrupción del PP. Yo…

El fin de la sanidad pública tal como la conocemos

Ayer fui a ponerme unas vacunas (contra la ira y la desesperanza, entre otras enfermedades tropicales) en el servicio de Atención al Viajero del Hospital Carlos III de Madrid. Sus instalaciones estaban empapeladas de carteles, sábanas y pancartas denunciando su futuro desmantelamiento, privatización de servicios y copagos farmaceúticos. Tuve que abonar el "repago" de las vacunas en la farmacia, y llevarlas de nuevo al hospital para que me vacunasen. El mismo doctor, por cierto muy amable y competente, me comentaba que nadie sabe hasta donde van a llegar los recortes, y yo pensaba que probablemente esto sea sólo el principio. En Portugal pagan 20 euros por ir a urgencias y 5 eur por consulta médica, y ya hay muchos pacientes que dejan de ir al médico de la sanidad pública por no poder pagarlo. (No por saturar alegremente y sin necesidad las urgencias, como nos quieren vender nuestros "magníficos gestores", esbirros de la empresa privada). Hasta cierto punto, mis vac…